Prepárate para celebrar el Día de los Muertos como nunca con esta deliciosa receta cortesía del célebre chef que es fundador de un imperio de restaurantes en los cinco continentes.
Anuncio

Es una de las celebraciones más populares y más antiguas de México y América Central y cada día es más popular en el mundo entero.

Estamos hablando del Día de los Muertos que del 1 al 2 de noviembre honra la memoria de nuestros seres queridos que han partido con flores, velas, música y deliciosa comida.

Es una tradición que se ha convertido en parte de una cruzada iniciada por el reconocido chef mexicano Richard Sandoval quien en este 2022 regresa con la campaña culinaria Día de los Muertos por medio de la cual se preparan los platos más exquisito de la temporada y se sirven en los 34 restaurantes que su compañía maneja en los Estados Unidos, así como el resto de sus locales en el Caribe, el Medio Oriente, África y Europa.

Se trata de una inolvidable experiencia culinaria cuyo menú gira en torno a los cuatro elementos: tierra, agua, viento y fuego, y que se servirá en sus restaurantes a partir del 4 de octubre y hasta el 6 de noviembre del 2022.

Es una oportunidad de saborear la gastronomía mexicana al más alto nivel y celebrar estas fechas de manera deliciosa.

Aquí el Chef Sandoval comparte una receta de la chef mexicana Fany Gerson para preparar pan de muerto en casa. ¡Síguela paso a paso!

Chef Richard Sandoval receta de pan de muerto
Chef Richard Sandoval receta de pan de muerto
| Credit: Cortesía Richard Sandoval Hospitality

Ingredientes:

Para el pan:

1/4 oz levadura
4 tazas de harina de trigo para pan divididas
2/3 taza de leche, divididas
2 cucharaditas de agua de flor de naranja
1/2 taza de azúcar
2/3 leche divididos
1 cucharadita de sal kosher
1 cucharadita de ralladura de naranja
4 huevos grandes ligeramente batidos
1 taza de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

Para la cubierta:
1/2 taza (1 barra) mantequilla sin sal
1/2 taza de azúcar

Método:


Pan:
-En un tazón pequeño disolver la levadura en media taza de harina, 1/3 de taza de leche y el agua de flor de naranja.
-Batir bien a mano ( la pasta resultante debe ser un poco pegajosa pero suave). Reservar en un sitio templado (aproximadamente 70 grados Fahrenheit) durante 20-30 minutos) hasta que la levadura comience a hacer burbujas y a inflarse ligeramente.
-Con una batidora de pedestal colocar en el tazón de batir 31/2 tazas de harina, azúcar, sal y ralladura de naranja y batir con el aditamento para pan durante aproximadamente 30 segundos.
-Añadir los huevos, el resto de la leche (1/3 de taza) y la mezcla de la levadura.
-Seguir batiendo a velocidad alta y subir a velocidad media hasta que la mezcla quede pegajosa y comience a despegarse de las paredes del tazón, aproximadamente 15 minutos.
-Si la masa sigue pegajosa después de 15 minutos añadirle un poco más de harina al tazón.
-Seguir batiendo por 10-15 minutos más.
-Engrasar ligeramente un tazón grande.
-Transferir la masa al tazón y cubrirlo con una toalla.
-Colocar el tazón en un lugar de temperatura templada, Dejar que la masa se eleve aproximadamente al doble.
-Dale unos golpecitos a la masa para bajarla, juntar los extremos de la masa, voltearla de cabeza.
-Tapar con plástico.
-Refrigerar por al menos cuatro horas o durante toda una noche (el frío retrasará la fermentación y suavizará la mantequilla, haciéndolo más fácil de manejar la masa).
-Sacar del refrigerador, quitar el plástico y poner una toalla encima.
-Dejar que la masa en un sitio templado (aproximadamente 70 grados Fahrenheit) por una hora para que se ponga a temperatura ambiente.
-Separar un poco de la masa cortándola NO arrancándola (aproximadamente una bolita del tamaño de una lima grande) para formar los 'huesitos' del pan.
-Dividir el resto de la masa a la mitad y formar dos bolas en una tabla de cortar o superficie pareja asegurándose que la masa esté bien compacta.
-Colocar papel o forro de silicona en bandejas para hornear.
-Aplanar las dos bolas de la masa con la palma de la mano.
-Tomar un poco de la masa para los huesitos y formar dos bolas del tamaño de una bola de chicle; separar en otra bandeja para hornear.
-Amasar y extender con las manos desde el centro hacia afuera haciendo tiritas de aproximadamente de 1 pulgada más anchas que el ancho de las bolitas.
-Abrir con los dedos y presionar ligeramente haciendo los 'nudillos' de los huesitos para que parezcan huesos.
-Colocar tres de las tiritas sobre una de las dos bolas que amasamos y abrimos previamente y colocarlas en forma de cruz. Repetir dichos pasos con el resto de las tiritas.
-Cubrir el resto de la masa con una toalla y dejar reposar a temperatura ambiente hasta que se infle aproximadamente el doble de tamaño.
-Calentar el horno a 350 grados Fahrenheit.
-Humedecer el fondo de la masa con agua para que se pegue. Colocar ambos círculos de masa al centro (arriba) del círculo grande de masa que ya habíamos preparado, para que las tiritas coincidan.
-Hornear durante 40-50 minutos, dependiendo del horno, hasta que el pan esté dorado, luego taparlo ligeramente con papel aluminio y seguir horneando. Medir la temperatura y confirmar que el interior del pan haya alcanzado los 190 grados Fahrenheit y el fondo del pan esté bien cocido, color marrón.
-Sacar del horno y dejar que enfríe.

Cubierta azucarada:
-En una olla pequeña derretir la mantequilla.
-Barnizar el pan con la mantequilla asegurándose de cubrir bien todos los 'huesitos'.
-Tomar el pan por la base (usar guantes si está demasiado caliente aún) e inclinarlo para cubrirlo bien con el azúcar.
-Cubrir el resto del pan con azúcar.
-Dejar que enfríe completamente.

Sugerencias:
La ralladura de naranja se puede sustituir con canela molida gruesa. Se puede usar leche en lugar del agua de flor de naranja. Se puede reemplazar el azúcar granulada para cubrir el pan por azúcar glass o en polvo. Hay una versión de este pann que se barniza con yema de huevo y se cubre con semillas de sésamo, en lugar de azúcar y mantequilla.