Tiempo Total
1 H 5 Min
Tiempo Activo
25 Min
Tiempo Prep
40 Min
Porciones
12

Deliciosos pastelitos individuales hechos con fresas frescas y cubiertos con betún de queso crema y vainilla.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 165 °C (325 °F). Engrasa un molde para 12 muffins con aceite en aerosol o utiliza capacillos de papel.

2. Licua 8 fresas hasta hacerlas puré. Cuela para retirar las semillas. El puré deberá rendir 3/4 taza.

3. Bate en un tazón grande los huevos, azúcar refinada, aceite vegetal, 1/2 cucharadita de extracto de vainilla, ralladura de limón y puré de fresa. Incorpora la harina, polvo para hornear, sal y colorante vegetal (si deseas un tono más rosado). Divide la masa entre los moldes, llenando cada uno a dos terceras partes de su capacidad.

4. Hornea en el horno precalentado hasta que los cupcakes hayan subido y pasen la prueba del palillo, aproximadamente 23 minutos. Saca del horno y deja enfriar durante por lo menos 10 minutos antes de embetunar.

5. Para preparar el betún, bate el queso crema con la mantequilla en un tazón, hasta integrar perfectamente. Sin dejar de batir, incorpora el azúcar glass y 1.2 cucharada de vainilla. Bate hasta tener un betún terso.

6. Embetuna cada cupcake con aproximadamente 2 cucharadas de betún y adorna con 1 rebanada de fresa.

Tal Vez Te Guste