Tiempo Total
3 H 10 Min
Tiempo Activo
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
8

Una mezcla de pulpa de mango con leche condensada, leche evaporada y un toque de vainilla. Prepáralo en casa sin necesidad de máquina para helados.

Cómo hacerlo

1. Licua 1/2 lata de leche evaporada con la leche condensada, mangos, huevo y vainilla, hasta tener un licuado uniforme. Si queda demasiado espeso, agrega poco a poco más leche hasta tener la consistencia adecuada.

2. Vierte el licuado dentro de un molde de metal frío. Mete al congelador y empieza a revisar tu helado después de los primeros 20 minutos. Cuando las orillas empiecen a congelarse, saca del congelador y bate con una batidora eléctrica para deshacer los cristales de hielo (esto te ayudará a producir un helado más suave y cremoso). Regresa al congelador y repite el procedimiento cada 30 minutos, entre 4 y 5 veces, hasta que el helado esté completamente congelado. Si por alguna razón el helado se endurece demasiado muy rápidamente, colócalo dentro del refrigerador y permite que se suavice un poco antes de batirlo y seguir con el procedimiento.

3. Regresa el helado al congelador y repite el procedimiento cada 30 minutos, entre 4 y 5 veces, hasta que el helado esté completamente congelado. Si por alguna razón el helado se endurece demasiado muy rápidamente, colócalo dentro del refrigerador y permite que se suavice un poco antes de batirlo y seguir con el procedimiento.

Tal Vez Te Guste