Tiempo Total
9 H 20 Min
Tiempo Activo
50 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
12

Un relleno de queso crema con chocolate semiamargo y cocoa, sobre una costra de galletas de chocolate, y cubierto con una capa de chocolate. El postre perfecto para los amantes del chocolate.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 ºC (350 ºF). Engrasa un molde para hornear desmontable de 23 centímetros de diámetro.

2. Coloca en un tazón las galletas molidas, 2 cucharadas de azúcar y mantequilla derretida. Mezcla muy bien y presiona en todo el fondo y 4 centímetros de las orillas del molde. Hornea durante 10 minutos. Deja enfriar. Reduce la temperatura del horno a 160 ºC (325 ºF).

Costra

4. Calienta a fuego moderado 1/4 taza de crema para batir y 1/4 taza de chispas de chocolate, moviendo constantemente, hasta que el chocolate se haya derretido. Retira del fuego inmediatamente.

5. Coloca el queso crema y 1 taza de azúcar en un tazón grande, y bate hasta acremar. Sin dejar de batir, agrega la cocoa. Incorpora los huevos, y sigue batiendo a velocidad baja hasta integrar. Apaga la batidora y agrega 1 cucharadita de vainilla y el chocolate derretido; mezcla con una espátula hasta integrar perfectamente. Vierte sobre la costra horneada. Hornea a 160 ºC (325 ºF) entre 45 y 50 minutos, o hasta que el centro del pastel esté firme.

Relleno

7. Coloca 1/4 taza de crema para batir y 1 cucharadita de vainilla en una cacerola pequeña a fuego moderado. Calienta, sin dejar de mover, hasta que esté a punto de hervir (pero no dejes que hierva). Ten las chispas de chocolate listas en un tazón pequeño. Vierte la crema caliente y revuelve con una cuchara hasta que el chocolate se haya derretido. Unta sobre el pastel horneado. Refrigera durante toda la noche.

Cubierta

Tal Vez Te Guste