Tiempo Total
25 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
4

Pechuga de pollo deshebrada en un caldo espeso de chiles secos y tomates verdes. Esta receta de cuachala tiene su origen en el sur de Jalisco y se hace tradicionalmente con pollo, aunque algunas personas la prefieren con costillas de cerdo cocidas o fritas.

Cómo hacerlo

1. Calienta el aceite en un sartén grande a fuego medio. Agrega los chiles y los tomates verdes. Fríe durante aproximadamente 1 minuto. Agrega 1 taza de agua y cocina durante 5 minutos más. Apaga y deja enfriar completamente.

2. Vierte el contenido del sartén dentro del vaso de la licuadora. Agrega el caldo de pollo, masa y ajo. Licua hasta lograr tener una salsa homogénea.

3. Cuela y vierte dentro de una cacerola a fuego medio. Cocina, moviendo constantemente hasta que se espese. Si te parece demasiado espesa agrega un poco de agua, de lo contrario, licua un poco más de masa con un agua y agrega a la cacerola para que espese a tu gusto.

4. Una vez que la salsa ha alcanzado la consistencia deseada, agrega la pechuga de pollo desmenuzada y cocina durante 5 minutos más. Sirve caliente con unas gotas de jugo de limón. Acompaña con tostadas.

Tal Vez Te Guste