Tiempo Total
2 H 40 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
16

Cupcakes esponjosos de chocolate bañados en salsa de tres leches con chocolate y cubiertos con crema batida con un toque de vainilla.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 °C. Forra 16 moldes para muffin con capacillos de papel.

2. Calienta a fuego bajo la leche con la mantequilla, hasta que se haya derretido. Deja enfriar. Mientras, cierne la harina con la cocoa, polvo para hornear y sal. Reserva.

3. Bate los huevos con el azúcar hasta que se esponjen. Agrega los polvos, vainilla y leche con mantequilla a temperatura ambiente. Bate a velocidad media hasta tener una masa uniforme.

4. Divide la masa entre los moldes, llenándolos a cucharadas hasta la mitad de su capacidad.

5. Hornea en el horno precalentado hasta que pasen la prueba del palillo, entre 15 y 18 minutos. Retira del horno y coloca los moldes sobre una rejilla de alambre para que los pastelitos se entibien.

6. Bate la leche evaporada con la media crema, leche condensada y chocolate derretido, hasta integrar perfectamente.

7. Pica varias veces los cupcakes tibios con un tenedor o picahielo. Agrega 1 cucharada de las tres leches sobre cada cupcake y repite el procedimiento dos veces. Cubre los cupcakes con plástico adherente y refrigera entre 2 y 4 horas.

8. Para decorar, bate la leche para batir junto con la vainilla, hasta alcanzar el punto chantilly. Coloca un copo de crema batida sobre cada cupcake justo antes de servir.

Tal Vez Te Guste