Tiempo Total
1 H 15 Min
Tiempo Activo
55 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
4

¡La mejor receta de papas al horno! Las papas se rebanan parcialmente y se hornean con mantequilla y queso pecorino romano. Ligeramente doradas y llenas de sabor. Estas papas se llaman "Hasselback"debido a que se originaron en el restaurante Hasselbacken de Estocolmo, Suecia.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 220 °C.

2. Pela las papas y coloca dentro de un recipiente con agua fría para evitar que se oxiden. Inserta un palito de bambú a lo largo de la papa (esto te ayudará a mantener la papa entera al momento de cortar). Corta rebanadas delgadas en la papa, asegurándote de no atravesar el palito, de forma que las papa se mantenga entera. Regresa las papas al recipiente con agua, y repite el procedimiento con el resto de las papas.

3. Cuando todas las papas estén cortada, escurre bien y acomoda dentro de un refractario con los cortes boca arriba. Barniza con la mitad de la mantequilla, y sazona con sal y pimienta.

4. Hornea entre 35 y 40 minutos en el horno precalentado. Saca del horno y rocía con el resto de la mantequilla. Espolvorea con el queso, pan molido y un poco de sal y pimienta extra.

5. Regresa las papas al horno, y hornea durante 20 minutos más, o hasta que hayan tomado un tono dorado.

Tal Vez Te Guste