Tiempo Total
35 Min
Tiempo Activo
25 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
12

Una deliciosa opción para el desayuno de fin de semana. Se trata de una receta básica de muffins recién hechos y cubiertos con mantequilla, azúcar y sal. Simples, pero muy ricos.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 °C (350 °F). Engrasa ligeramente 12 moldes para muffin, o utiliza capacillos de papel.

2. Mezcla en un tazón la harina, 1/2 taza de azúcar, polvo para hornear, nuez moscada y sal. Haz un pozo en el centro de los polvos.

3. Mezcla aparte el huevo, leche y 1/3 taza de mantequilla derretida. Vierte dentro del pozo en el centro de los polvos, y mezcla hasta humedecer todo (está bien que la masa quede grumosa). Divide la masa entre los moldes preparados.

4. Hornea en el horno precalentado de 20 a 25 minutos.

5. Mientras, mezcla 1/4 taza de azúcar con la canela. Cuando los muffins hayan terminado de hornearse, sumerge la superficie sobre la mantequilla derretida, luego pasa por por el azúcar con canela. Sirve tibios.

Tal Vez Te Guste