Tiempo Total
1 H 10 Min
Tiempo Activo
10 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
7

Una torre de galletas de coco en forma de corazón, rellena con rebanadas de fresas frescas y crema con queso mascarpone.

Cómo hacerlo

1. Mezcla la harina de trigo y la mantequilla con las manos, hasta tener una consistencia arenosa y húmeda. Incorpora el azúcar, huevo, harina de coco, sal y ralladura de limón; amasa hasta tener una masa homogénea. Forma una bola con la masa, envuelve el plástico adherente y refrigera durante 30 minutos.

2. Precalienta el horno a 180 ºC.

3. Saca la masa del refrigerador y extiende con un rodillo, hasta tener un grosor de 1 centímetro. Corta con un cortador de galletas en forma de corazón. Coloca sobre una charola para hornear, y hornea durante 10 minutos en el horno precalentado. Retira del horno y deja enfriar.

4. Mientras, bate la crema en un tazón hasta alcanzar el punto chantilly. Reserva dentro del refrigerador.

5. Aparte, bate las yemas de huevo con el azúcar a punto de listón (hasta tener una consistencia cremosa y pálida). Añade el queso mascarpone y sigue batiendo hasta integrar perfectamente. Envuelve cuidadosamente la crema batida con ayuda de una espátula. Reserva.

6. Extiende la pasta de azúcar con el rodillo, y corta con el mismo cortador de galletas en forma de corazón. Corta tantos corazones, como torres se desees hacer, ya que solo se necesita un corazón de pasta de azúcar por cada torre.

7. Une cada corazón de pasta de azúcar con 1 galleta, empleando un poco de mermelada a modo de pegamento. Reserva.

8. Para montar las torres, toma primero 1 galleta y coloca encima 1 o 2 rebanadas de fresa y un poco de crema. Repite este proceso una vez más y cubre con 1 galleta cubierta con pasta de azúcar.

Tal Vez Te Guste