Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
10

Deliciosa receta de enfrijoladas oaxaqueñas en salsa de frijol negro con chile de árbol y el tradicional toque de hojas de aguacate. Sírvelas con panela, crema y aguacate... y, si lo deseas, rellena con pollo o tasajo.

Cómo hacerlo

1. Calienta 1 cucharada de aceite en un sartén pequeño a fuego medio. Agrega la cebolla y los chiles, y sofríe hasta que la cebolla se haya dorado ligeramente. Vierte dentro del vaso de la licuadora.

2. Calienta un comal o sartén a fuego medio, y asa las hojas de aguacate junto con los dientes de ajo. Retira las hojas de aguacate después de 1 o 2 minutos, y sigue asando el ajo hasta que su cáscara se haya quemado uniformemente. Pela el ajo y agrega al vaso de la licuadora junto con las hojas de aguacate. Incorpora el caldo de pollo, y licua hasta tener una consistencia homogénea.

3. Con la licuadora encendida, agrega poco a poco los frijoles negros y sigue licuando hasta tener una salsa espesa. Si es necesario licua en dos tandas.

4. Vierte la salsa de frijol dentro del sartén en que doraste la cebolla y agrega el caldo de pollo granulado; cocina a fuego medio, sin dejar de mover, hasta que los sabores se hayan integrado, aproximadamente 10 minutos. Retira del fuego, tapa y reserva.

5. Calienta 1/4 de aceite en un sartén pequeño a fuego medio-alto. Pasa las tortillas por el aceite caliente solo durante unos segundos para que se suavicen (evita que se doren las orillas). Escurre el exceso de grasa sobre toallas de papel.

6. Calienta de nuevo la salsa de frijol a fuego moderado. Si se espesó demasiado, agrega 1/4 de taza de agua caliente o caldo de pollo y mezcla bien. Cuando la salsa empiece a hervir suavemente, sumerge una por una las tortillas.

7. Dobla las tortillas enfrijoladas y baña con un poco más de salsa. Agrega encima cubos de panela, cebolla morada y crema. Acompaña con rebanadas de aguacate.

Tal Vez Te Guste