Tiempo Total
45 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
16

Una mano congelada dentro de una mezcla de jugo de fruta con agua mineral y ron, endulzado con jarabe de jengibre y canela.

Cómo hacerlo

1. Prepara la mano congelada con por lo menos un día de anticipación. Lava y enjuaga el exterior de un guante desechable grande. Voltea el guante al revés.

2. Vierte 300 mililitros de agua en una cacerola y agrega la grenetina. Deja reposar durante un par de minutos, luego calienta a fuego muy bajo para que derrita. Cuando esté líquida, mezcla con los 300 mililitros de agua restante.

3. Vierte con cuidado la grenetina dentro del guante. Si es necesario, utiliza un embudo. Asegúrate de que los dedos estén completamente llenos del líquido. Amarra con una liga o hilaza. Coloca dentro de un molde o charola cubierto con papel encerado y congela durante 1 o 2 días.

Mano congelada

5. Coloca 125 mililitros de agua, azúcar, jengibre, canela y clavos en una cacerola. Calienta a fuego medio hasta que empiece a hervir, reduce el fuego a bajo y cocina durante 15 minutos. Retira del fuego y cuela. Deja enfriar.

Jarabe

7. Mezcla el jugo, agua mineral y ron o vodka en una ponchera grande. Agrega mitad del jarabe de jengibre y mezcla bien. Prueba y, si es necesario, agrega más jarabe al gusto.

8. Saca la mano del congelador y pasa rápidamente por agua tibia para que se afloje un poco. Corta la parte superior del guante y pela la mano con cuidado. Sumerge en el ponche.

Ponche

Tal Vez Te Guste