Tiempo Total
4 H 25 Min
Tiempo Activo
25 Min
Tiempo Prep
1 H
Porciones
12

Aprende cómo preparar este pan dulce de origen ruso, relleno de requesón con un poco de crema y un toque de vainilla.

Cómo hacerlo

1. Disuelve la levadura y una pizca de azúcar en 110 mililitros de leche tibia. Deja reposar unos minutos, hasta que forme espuma.

2. Cierne la harina en un tazón grande y forma una fuente en el centro. Agrega la levadura con leche, mantequilla derretida, pizca de sal, vainilla, huevos y 2 cucharadas de azúcar; mezcla con una espátula. Coloca la masa sobre una superficie enharinada y amasa durante 5 minutos, hasta tener una masa flexible y manejable. Coloca dentro de un tazón engrasado con un poco de aceite. Tapa el tazón con una toalla de cocina húmeda y deja reposar en un lugar tibio entre 1.5 y 2 horas para que suba su volumen. Pasado este tiempo, “poncha” la masa con el puño de tu mano para eliminar el aire y deja que suba durante 1 hora más, hasta que haya duplicado su tamaño.

3. Corta la masa en 4 piezas del mismo tamaño, luego corta cada pieza en 3 trozos iguales. Forma bolitas con cada trozo de masa y aplana con tus manos. Acomoda en una charola para hornear ligeramente engrasada con aceite. Deja reposar en la charola durante 20 minutos para que suban más.

4. Mientras, prepara el relleno. Mezcla el requesón con el huevo, 2 cucharadas de azúcar, vainilla y crema ácida.

5. Presiona el centro de cada rueda de masa con la base de un vaso enharinado, a fin de hacer espacio para el relleno. Rellena con el relleno de queso. Barniza con la yema las orillas de la masa. Tapa y deja que suba entre 20 y 25 minutos más.

6. Hornea a 200 °C entre 15 y 20 minutos, o hasta que tomen un tono dorado.

Tal Vez Te Guste