Tiempo Total
8 H 45 Min
Tiempo Activo
8 H 30 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
6

Éstan son las chuletas de puerco más suaves y suculentas que jamás hayas probado. Le faxcinan a mi esposo. Sirve con ensalada, arroz, frijoles o spaghetti.

Cómo hacerlo

1. Sazona las chuletas con sal, pimienta y ajo en polvo y pasa sobre un plato con harina. Calienta aceite en un sartén a fuego medio y fríe las chuletas.

2. Una vez fritas, colócalasen una olla a fuego bajo o en una olla de cocción lenta. Cubre con las rebanadas de cebolla. Disuelve los cubitos de caldo en agua hirviendo y vierte sobre las chuletas. Tapa la olla y dcocina hasta que las chuletas se hayan ablandado al punto que se deshacen fácilmente al aplicar un poco de presión con un tenedor.

3. Precalienta el horno a 95°C.

4. Una vez que las chuletas se han cocinado, colocócalas dentro del horno para mantenerlas calientes. Manéjalas con cuidado ya que estarán tan suaves que se pueden caer o despedazar. En un tazón pequeño, disuelve 2 cucharadas de harina con la crema ácida y vierte sobre el jugo de la carne que quedó en la olla. Sube la temperatura un poco y cocina hasta que espese. vierte sobre las chuletas.

Tal Vez Te Guste