Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
4

Pechugas de pato doradas en su propia grasa, y bañadas en una salsa de frambuesa con vino tinto y un licor francés.

Cómo hacerlo

1. Haz varios cortes en forma de diamante sobre la piel y grasa de las pechugas, pero sin tocar la carne.

2. Calienta un sartén grande a fuego medio-alto. Fríe las pechugas de pato, con la piel hacia abajo, hasta que la piel se haya dorado y la grasa derretido, aproximadamente 10 minutos. Retira las pechugas del sartén y escurre la mayor parte de la grasa.

3. Mezcla la sal con la canela y azúcar mascabado, y espolvorea la mayor parte sobre la piel de las pechugas. Retira las pechugas al sartén y fríe con la piel hacia arriba durante 10 minutos más, o hasta alcanzar el término deseado. Voltea una vez y espolvorea con el resto del azúcar con canela; cocina 1 minuto más. Retira las pechugas de pato del sartén y permite que reposen unos minutos.

4. Mientras, mezcla el vino tinto, licor de cassis y fécula de maíz en un tazón pequeño. Vierte dentro del sartén y deja que hierva a fuego suave durante 3 minutos, moviendo constantemente, hasta que la salsa se haya espesado. Añade las frambuesas y cocina durante 1 minuto más, hasta que se hayan calentado completamente.

5. Corta las pechugas de pato en rebanadas delgadas, agrega un poco de salsa de frambuesa encima y sirve tibias.

Tal Vez Te Guste