Tiempo Total
40 Min
Tiempo Activo
25 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
4

Sopa de tomate o jitomate con albahaca, crema y un toque de vino blanco. Esta sopa es perfecta para una cena especial, cualquiera que sea la ocasión. Dale un toque más especial sirviéndola dentro de una costra de pan.

Cómo hacerlo

1. Haz un corte superficial en forma de X en la parte inferior de los jitomates. Esto ayudará al momento de pelarlos.

2. Hierve abundante agua en una olla grande a fuego alto. Coloca los jitomates dentro del agua hirviendo durante 30 segundos o hasta que la cáscara empiece a desprenderse. Retira inmediatamente de la olla y coloca dentro de un recipiente con agua helada para detener el proceso de cocción. Ya fríos, pela los jitomates y córtalos en trozos.

3. Calienta el aceite en una cacerola a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo, y sofríe hasta que se vean transparentes, aproximadamente 3 minutos.

4. Incorpora el jitomate y sofríe durante 5 minutos más o hasta que cambie de color. Agrega la albahaca y el vino blanco; mezcla y cocina durante 5 minutos más. Deja enfriar un poco y licua junto con la crema y el queso crema, hasta tener una salsa homogénea.

5. Regresa la salsa de jitomate a la cacerola. Disuelve la fécula de maíz en el caldo de pollo y vierte dentro de la cacerola con la sopa. Sazona al gusto con sal y pimienta, y deja que hierva a fuego moderado durante unos minutos.

6. Justo antes de servir, añade el queso parmesano y mezcla para que se derrita.

Tal Vez Te Guste