Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
35 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
36

Almendras tostadas y extracto de almendras con un toque de ralladura de limón en estas galletas crujientes de origen italiano.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 190 °C (375 °F). Engrasa ligeramente una charola para hornear.

2. Mezcla la harina con el polvo para hornear; reserva. Bate la mantequilla con el azúcar, hasta acremar. Sin dejar de batir, agrega los huevos, uno por uno, luego incorpora la ralladura de limón y el extracto de almendra. Apaga la batidora y añade poco a poco la harina, mezclando con una espátula. Envuelve las almendras picadas.

3. Divide la masa en dos piezas del mismo tamaño. Forma con cada pieza una barra de 30 centímetros de largo por 5 centímetros de ancho. Coloca ambas barras sobre la charola engrasada, separadas 10 centímetros entre sí y aplana ligeramente. Bate la clara de huevo hasta espumar y barniza con ella la superficie de las barras de masa.

4. Hornea entre 20 y 25 minutos o hasta que se vean ligeramente doradas. Deja enfriar sobre la charola durante 1 hora.

5. Precalienta el horno a 165 °C (325 °F). Corta las barras de pan en rebanadas diagonales de 1 centímetro de grueso. Acuesta las rebanadas sobre la charola para hornear.

6. Hornea durante 10 minutos más, o hasta que se hayan tostado. Coloca sobre rejillas enfriadoras para que se enfríen completamente. Almacena durante por lo menos 5 días dentro de una bolsa de papel antes de servir. Si deseas almacenarlas por más tiempo, hazlo dentro de un recipiente con tapadera.

Tal Vez Te Guste