Tiempo Total
1 H 10 Min
Tiempo Activo
45 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
36

Galletas italianas de pistacho para disfrutar remojadas en un buen capuchino o café espresso. Si los pistachos están salados, omite la sal en los ingredientes.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 150 °C (300 °F). Forra una charola para hornear con papel para hornear.

2. Mezcla en un tazón grande el aceite de oliva con el azúcar, hasta integrar perfectamente. Incorpora los extractos de vainilla y almendra, luego añade los huevos y bate bien.

3. Mezcla aparte la harina con la sal y el polvo para hornear. Agrega poco a poco a los ingredientes húmedos, batiendo con una espátula. Añade los arándanos y los pistachos, e integra con tus manos.

4. Divide la masa en dos piezas del mismo tamaño. Forma dos cilindros ligeramente aplanados de 30 centímetros de largo por 5 centímetros de ancho y coloca sobre la charola forrada. Esta masa es pegajosa por lo que es recomendable que humedezcas tus manos con agua fría para manejarla más fácilmente.

5. Hornea durante 35 minutos o hasta que los cilindros se vean ligeramente dorados. Retira del horno y deja enfriar 10 minutos. Reduce la temperatura del horno a 135 °C (275 °F).

6. Corta el biscotti en forma diagonal en rebanadas de 1.5 centímetros. Acomoda las rebanadas de lado sobre la misma charola forrada y hornea de 8 a 10 minutos más, o hasta que estén secas. Deja enfriar completamente.

Tal Vez Te Guste