Tiempo Total
45 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
4

Este pan italiano con sabor a romero y aceite de oliva es muy delicioso a pesar de lo fácil que es de hacer.

Cómo hacerlo

1. Mezcla azúcar, levadura y 75 mililitros de agua. Deja reposar hasta que tenga una consistencia cremosa y haya formado espuma, aproximadamente 10 minutos.

2. Mezcla la levadura con la harina y 1/4 cucharadita de sal en un tazón grande. Agrega mas agua, 1 cucharada a la vez, hasta tener una masa manejable. Pon la masa sobre una supeficie enharinada y amasa hasta que se sienta elástica, entre 4 y 6 minutos.

3. Engrasa con aceite un tazón y coloca la masa adentro, moviendo para cubrirla completamente con el aceite. Tapa con una toalla húmeda y deja que repose en un lugar tibio hasta que duplique su volumen, aproximadamente 30 minutos.

4. Precalienta el horno a 240 °C.

5. Golpea la masa con tu puño para sacarle todo el aire y colócala sobre una superficie enharinada. Amasa solo un poco. Extiende la masa con tus manos o con el rodillo hasta tener un rectángulo delgado (como si fuera masa para pizza). Barniza la masa con el resto del aceite y pica toda la superficie con las puntas de tus dedos para formar hoyitos. Espolvorea con hojitas de romero y sal al gusto.

6. Hornea la focaccia entre 10 y 20 minutos, dependiendo de la consistencia que quieras. Si te gusta esponjosa y húmeda, hornea solo 10 minutos. Si la prefieres un poco crujiente y más dorada por fuera, hornea 20 minutos.

Tal Vez Te Guste