Tiempo Total
3 H 25 Min
Tiempo Activo
10 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
6

Esta receta combina canela, jengibre y clavos de olor con el sabor dulce y ligeramente amargo de la melaza.

Cómo hacerlo

1. Derrite la manteca vegetal y deja enfriar. Coloca la manteca derretida, azúcar, huevos y melaza en un tazón grande; bate bien.

2. Cierne la harina con el bicarbonato, canela, sal, clavos y jengibre. Agrega al tazón con la melaza y mezcla con una pala de madera hasta tener una masa homogénea. Refrigera durante por lo menos 3 horas o toda la noche.

3. Precalienta el horno a 190 °C (375 °F). Engrasa ligeramente charolas para hornear.

4. Saca la masa del refrigerador y forma bolitas de 3 centímetros de diámetro y pasalas por el azúcar blanca. Acomoda las bolitas en las charolas engrasadas, separándolas 5 centímetros entre sí.

5. Hornea en el horno precalentado entre 8 y 10 minutos si te gustan un poco chiclosas o entre 10 y 12 minutos si las prefieres un poco crujientes.

6. Puedes almacenar estas galletas en un recipiente herméticamente cerrado.

Tal Vez Te Guste