Tiempo Total
35 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
3

Una explosión de sabor a jengibre. Estas galletas llevan tres tipos de jengibre: fresco, en polvo y cristalizado. Un poco laboriosas de preparar, pero valen la pena.

Cómo hacerlo

1. Bate la mantequilla con el azúcar mascabado en un tazón grande, hasta acrememar. Sin dejar de batir, incorpora el huevo y la melaza.

2. Mezcla aparte la harina, jengibre en polvo, bicarbonato y sal. Agrega estos polvos a la mantequilla, mezclando con una palita de madera. Envuelve el jengibre fresco y el jengibre cristalizado. Tapa la masa con plástico adherente y refrigera durante por lo menos 2 horas o toda la noche.

3. Precalienta el horno a 175 °C (350 °F). Forma bolitas de 2.5 centímetros de diámetro y acomódalas en una charola sin engrasar, separadas 5 centímetros entre sí.

4. Hornea durante 10 minutos o hasta que haya tomado un tono café. Enfría sobre rejillas enfriadoras.

Tal Vez Te Guste