Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
40 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
8

Pastel añejo de Navidad con frutas secas, nueces y un toque de ron. Puedes servirlo tal y como sale del horno o cubierto con betún o pasta de almendras.

Cómo hacerlo

1. Coloca las cerezas, mango, arándanos, pasitas y cáscara de limón en un recipiente. Vierte encima 1/4 taza de ron, tapa muy bien y deja remojando a temperatura ambiente durante 24 horas.

2. Precalienta el horno a 170 °C. Engrasa un molde de 15 centímetros y fórralo con papel para hornear.

3. Bate la mantequilla con el azúcar en un tazón grande hasta acremar. Sin dejar de batir, añade el huevo. Mezcla aparte harina, bicarbonato, sal y canela. Divide estos polvos en tres partes e incorpóralos a la mantequilla, alternando con la melaza y la leche. Envuelve la fruta remojada y las nueces picadas. Vierte la masa dentro del molde.

4. Hornea en el horno precalentado entre 40 y 45 minutos. Deja enfriar dentro del molde durante 10 minutos, luego rocía con 2 cucharadas de ron.

5. Corta un trozo de papel para hornear y un trozo de manta de cielo (ambos los suficientemente grandes como para envolver el pastel). Humedece la manta de cielo con 1 cucharada de ron y acomódala sobre el papel para hornear. Desmolda encima de la manta el pastel y rocía la superficie y los lados con el resto del ron. Envuelve el pastel con la manta, luego con el papel para horner. Coloca dentro de un recipiente metálico y tapa herméticamente. Deja reposar de 7 a 10 semanas. Si deseas añejarlo más tiempo, agrega más ron por cada 10 semanas.

Tal Vez Te Guste