Tiempo Total
45 Min
Tiempo Activo
25 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
6

Cebolla sofrita y queso cheddar rallado en un pan salado que se lleva a la perfección con todo tipo de ensaladas.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 205 °C (400 °F). Engrasa un molde redondo de 20 centímetros de diámetro o uno cuadrado de 20×20.

2. Coloca la harina, polvo para hornear y sal en un tazón. Agrega 2 cucharadas de mantequilla, mezclando con dos tenedores hasta tener una consistencia arenosa. Incorpora 1/2 taza de queso rallado y haz un pozo en el centro.

3. Sofríe la cebolla en 1 cucharada de mantequilla caliente hasta que se vea transparente y ligeramente dorada.

4. Bate en un recipiente pequeño el huevo. Agrega la leche y la cebolla sofrita. Vierte dentro del pozo en la mezcla de harina y revuelve hasta que los ingredientes se hayan humedecido. Vierte la masa dentro del molde engrasado y espolvorea encima el resto del queso.

5. Hornea en el horno precalentado durante 25 minutos. Sirve caliente.

Tal Vez Te Guste