Tiempo Total
3 H
Tiempo Activo
1 H
Tiempo Prep
2 H
Porciones
30

Chiles en nogada con el balance perfecto entre dulce y salado. Son bastante laboriosos por lo que te recomiento prepararlos en familia o entre amigos. ¡Deliciosos acompañados de una copa de vino blanco!

Cómo hacerlo

1. Calienta el de maíz en una olla grande a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo, y sofríe hasta que se vean transparentes. Luego añade la carne y cocina, moviendo frecuentemente, hasta que haya perdido su color rojo.

2. Mientras, calienta el aceite de oliva en un sartén a fuego medio, agrega el jitomate picado y el jitomate molido, y sofríe hasta que cambie de color. Vierte sobre la carne sellada y agrega las frutas y las verduras, así como las pasitas, ciruelas, acitrón, almendras, piñón y 150 gramos de nuez.

3. Reduce el fuego a bajo y sazona con azúcar, canela y sal. Tapa y cocina hasta que la carne y las verduras se hayan cocido, entre 30 y 40 minutos. Revisa de vez en cuando y, si es necesario, agrega un poco de caldo de pollo o res para evitar que el guiso se reseque por completo. Retira del fuego y permite que se enfríe a temperatura ambiente.

Picadillo

5. Asa los chiles directamente sobre la hornilla de la estufa, hasta que su piel se haya quemado completamente. Colócalos dentro de una bolsa de plástico y deja que suden durante 15 minutos. Pela muy bien los chiles, ábrelos con un cuchillo y desvénalos con mucho cuidado, retirando todas las semillas. Si es necesario, colócalos bajo el chorro de agua fría para limpiarlos más fácilmente.

6. Rellena los chiles con el picadillo (ni mucho ni poco) y, si lo deseas, ciérralos con 1 o 2 palillos para que tengan una mejor presentación. Acomódalos en un platón.

Chiles

8. Coloca en el vaso de la licuadora la leche, 1 barra de queso, 2 cucharadas de crema ácida, 2 o 3 puños de nuez de castilla, 250 de nuez pecana y acitrón. Licua hasta tener una mezcla homogénea espesa. Ve agregando más crema, queso y nuez conforme sea necesario para alcanzar la consistencia adecuada.

Nogada

10. Bate las claras de huevo a punto de turrón, hasta que formen picos firmes. Agrega las claras y bate un poco más, solo hasta incorporar.

11. Divide el aceite en dos sartenes grandes y calienta a fuego medio-alto.

12. Espolvorea los chiles rellenos con la harina y pásalos por el huevo batido. Fríelos en el aceite muy caliente, hasta que se hayan dorado ligera y uniformemente. Colócalos sobre toallas de papel para escurrir el exceso de grasa. Sírvelos a temperatura ambiente o caliéntalos en el horno durante unos 10 o 15 minutos.

Capeado

14. Para servir, vierte un poco de salsa nogada alrededor del plato extendido y acomoda un chile en el centro. Baña el chile con la nogada y adorna con los granos de granada y el cilantro fresco.

Presentación

Tal Vez Te Guste