Tiempo Total
35 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
10

Tenía dátiles que me sobraron de un budín que hice, así que pensé en experimentar con esta receta. El resultado fue mejor de lo esperado.

Cómo hacerlo

1. Forra las charolas para hornear con papel encerado y precalienta el horno a 160°C.

2. Utiliza una batidora eléctrica para batir el azúcar, vainilla y mantequilla, hasta que los ingredientes se hayan mezclado.

3. Cierne juntas ambas harinas en otro tazón. Añade la mitad de esta harina a la mezcla de mantequilla y revuelve con una cuchara de madera.

4. Agrega la crema y mezcla. Finalmente incorpora el harina restante, dátiles y nueces.

5. Mezcla bien con las manos hasta obtener una masa suave. Añade un poco de leche si te parece demasiado seca.

6. Forma pequeñas bolas y pásalas por el azúcar.  Acomoda una por una las charolas y presiona ligeramente con la palma de la mano o el fondo plano de un vaso.

7. Enfría en el refrigerador durante 10 minutos. Esto ayuda a que las galletas mantengan su forma al expandirse en el horno.

8. Hornea de 12 a 15 minutos. Con ayuda de una espátula, checa la parte inferior para verificar de que se hayan dorado ligeramente. Retira de la charola y coloca en una rejilla para que se enfríen completamente.

Tal Vez Te Guste