Tiempo Total
45 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
6

Pechugas de pollo bañadas en salsa de chiles poblanos asados con leche evaporada, y cocidas al horno.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 °C. Engrasa un refractario extendido con mantequilla.

2. Calienta el resto de la mantequilla en un sartén grande a fuego medio. Agrega las pechugas de pollo y fríe hasta que se hayan dorado por todos lados. Retira del sartén y acomoda en el refractario engrasado, sin encimar.

3. Licua los chiles con 1/4 taza de agua, hasta tener una salsa uniforme.

4. Calienta de nuevo el sartén y grasa en que doraste las pechugas. Agrega la cebolla y sofríe hasta que se vea transparente. Vierte la salsa de chile poblano y cocina durante unos minutos a fuego moderado, hasta que cambie de color y textura.

5. Incorpora la leche evaporada a la salsa de poblano y cocina a fuego bajo hasta que se espese un poco.

6. Vierte la salsa espesa sobre las pechugas en el refractario. Cubre con el queso rallado. Hornea a 180 °C hasta que las pechugas hayan terminado de cocerse y el queso se haya dorado ligeramente.

Tal Vez Te Guste