Tiempo Total
1 H 5 Min
Tiempo Activo
45 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
12

Dos tipos de harina, huevos, leche y un toque de vainilla, le dan a este pastel la consistencia perfecta para absorber la dulce mezcla de tres leches que tanto nos gusta.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 175 ºC. Engrasa y enharina un molde para hornear mediano.

2. Bate las yemas de huevo junto con el azúcar en un tazón grande y con la batidora eléctrica, hasta que estén pálidas. Sin dejar de batir, agrega poco a poco las harinas, alternando con la leche regular y la vainilla. Mezcla bien.

3. Lava y seca muy bien las aspas de la batidora, y bate las claras de huevo en otro tazón, hasta formar picos firmes. Envuélvelas en la masa anterior con una espátula o pala de madera.

4. Vierte la masa dentro del molde. Hornea durante 45 minutos o hasta que pase la prueba del palillo. Saca del horno, deja enfriar 10 minutos y desmolda.

5. Licua la leche condensada con la leche evaporada y la crema dulce. Pica varias veces el pastel tibio con un palillo o tenedor, y vierte encima mitad de las tres leches. Permite que el pastel se enfríe completamente, luego vierte el resto de las tres leches.

6. Si lo deseas, adorna con fruta fresca y crema batida.

Tal Vez Te Guste