Tiempo Total
1 H 29 Min
Tiempo Activo
14 Min
Tiempo Prep
45 Min
Porciones
40

Macarons o macarrones dulces son una especie de galletas francesas de diferentes colores a base de clara de huevo, azúcar glass y almendra molida. Dos galletas se unen con un relleno pegajoso de de diferentes sabores.

Cómo hacerlo

1. Coloca las claras en un tazón de metal y agrega 1 pizca de sal. Bate con batidora eléctrica hasta formar picos firmes (punto de turrón). Añade 1 cucharada de azúcar glass y sigue batiendo. Cierne sobre las claras mitad del azúcar glass restante; bate a velocidad alta hasta que se vean bien brillosas. Cierne el resto del azúcar y bate de nuevo hasta integrar.

2. Envuelve las almendras molidas con una espátula.

3. Divide la mezcla en cuatro tazones diferentes. Incorpora 1 o 2 gotas de colorante en cada tazón para tener masas de color rosa, amarillo, verde y café. (Es recomendable empezar con una cantidad pequeña de colorante y agregar más hasta alcanzar el color deseado).

4. Forra una charola con papel para hornear. Llena una manga pastelera con una de las mezclas y forma pequeños círculos de 2 centímetros de diámetro. (Trabaja con la manga en una posición perpendicular a la charola para obtener mejores resultados). Repite el procedimiento con el resto de las mezclas, asegurándote de utilizar una manga pastelera limpia para cada una.

5. Precalienta el horno a 170 °C. Deja reposar los macarrones durante 30 minutos, mientras preparas el relleno.

Macarrones

7. Bate la mantequilla con una batidora eléctrica hasta acremar. Agrega el azúcar glass y sigue batiendo hasta tener una mezcla homogénea. Incorpora la vainilla y la crema, y bate de nuevo hasta tener una consistencia ligera y esponjada.

8. Divide esta crema entre cuatro tazones diferentes. Incorpora la cocoa, ralladura de limón, pistachos y mermelada de fresa en cada uno de los tazones, a fin de tener cuatro diferentes sabores. Reserva.

9. Después de que los macarrones hayan reposado 30 minutos, hornéalos en el horno precalentado durante 14 minutos. Retira del horno y deja que se enfríen en la misma charola.

10. Una vez fríos, unta el lado plano de un macarrón con su relleno correspondiente y acomoda otro macarrón del mismo color encima, como si fuera un sándwich. Sirve inmediatamente o coloca dentro un recipiente herméticamente cerrado y refrigera.

Relleno

Tal Vez Te Guste