Tiempo Total
2 H 20 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
16

Deliciosos panecitos franceses para acompañar tu comida, cena o simplemente para comer a la hora del desayuno con un poco de mantequilla y miel.

Cómo hacerlo

1. Mezcla el agua tibia con la levadura y el azúcar en un tazón, y deja reposar hasta que alcance una consistencia cremosa.

2. Agrega el aceite, sal mi mitad de la harina. Revuelve bien e incorpora el resto de la harina, poco a poco y sin dejar de mover, hasta que se forme una bola. Pon la masa en una superficie plana ligeramente enharinada, y amasa hasta que esté suave y elástica, aproximadamente 8 minutos.

3. Engrasa con aceite un tazón grande y coloca la masa adentro, moviéndola a través del área engrasada para que se cubra del aceite. Cubre con una toalla mojada y deja que repose en un lugar tibio hasta que duplique su volumen, aproximadamente 1 hora.

4. Desinfla o “poncha” la masa y colócala sobre una superficie enharinada. Divídela en 16 piezas del mismo tamaño y forma bolas. Coloca las bolas en charolas engrasadas, separadas por lo menos 5 centímetros entre sí. Cubre las bolas con una toalla mojada y deja que reposen hasta que dupliquen su volumen, aproximadamente 40 minutos.

5. Precalienta el horno a 200 °C. Hornea los bollos entre 18 y 20 minutos, o hasta que se vean ligeramente dorados.

Tal Vez Te Guste