Tiempo Total
1 H 5 Min
Tiempo Activo
55 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
6

Una receta para chuparse los dedos. Estas costillas se guisan en una salsa de tomates verdes y chile pasilla.

Cómo hacerlo

1. Coloca las costillas de cerdo en una olla junto con la cebolla y las hojas de laurel. Cubre con agua y agrega sal. Calienta a fuego alto hasta que suelten el hervor, reduce el fuego a bajo, tapa y cocina hasta que las costillas están suaves, aproximadamente 45 minutos.

2. Mientras las costillas se cuecen, asa los chiles pasilla en un comal a fuego medio-bajo, volteando una o dos veces, hasta que se inflen. Desvena y reserva.

3. Cubre el mismo comal con papel aluminio y acomoda encima los tomates y los dientes de ajo. Asa a fuego medio, volteando conforme sea necesario, hasta que hayan cambiado de color, aproximadamente 5 minutos para el ajo y 10 minutos para los tomates.

4. Licua los chiles junto con los tomates, ajo, mejorana, sal y 1/2 taza del caldo de las costillas. Cuela y reserva.

5. Calienta el aceite en una cacerola a fuego medio. Escurre las costillas cocidas y fríe en el aceite caliente, hasta que se hayan dorado uniformemente. Vierte sobre éstas la salsa de chile pasilla y deja que suelte el hervor. Reduce el fuego a bajo y cocina durante 10 minutos más para que los sabores se integren. Rectifica el sazón y sirve.

Tal Vez Te Guste