Tiempo Total
3 H 35 Min
Tiempo Activo
3 H 20 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
4

Deliciosas manitas de puerco guisadas en un caldillo básico de jitomate con cebolla fileteada y hierbas de olor.

Cómo hacerlo

1. Enjuaga muy bien las manitas de puerco y córtalas en cuatro piezas cada una. Coloca las manitas, cebolla entera y 2 dientes de ajo en una olla. Cubre con agua y agrega sal al gusto. Tapa y calienta a fuego alto hasta que suelten el hervor, luego reduce el fuego a medio-bajo, y cocina hasta que estén suaves, pero no deshaciéndose, aproximadamente 3 horas. Escurre y reserva el caldo.

2. Calienta el aceite en un sartén a fuego medio. Agrega la harina, y fríe, moviendo constantemente, hasta que se haya dorado ligeramente. Incorpora la cebolla fileteada, y sofríe hasta que se vea transparente, aproximadamente 5 minutos.

3. Mientras, muele muy bien el jitomate con 1 diente de ajo, laurel y sal. Cuela sobre la cebolla acitronada. Si la salsa queda demasiado espesa, agrega un poquito del caldo de manitas (pero recuerda que no debe quedar aguada). Cocina durante un par de minutos para que los sabores se integren. Incorpora las manitas y deja que hiervan a fuego moderado durante 5 minutos.

4. Retira del fuego y espolvorea con el orégano, desmenuzándolo entre tus dedos. Tapa y deja reposar durante 5 minutos antes de servir.

Tal Vez Te Guste