Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
12

El pastel clásico de piña. Sírvelo con una cucharada de crema para esa ocasión especial.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 200°C. Engrasa con mantequilla un molde redondo para pastel.

2. Mezcla 75 g de mantequilla con el azúcar mascabado y 4 cucharadas de jugo de piña. Extiende esta mezcla en el fondo del molde engrasado. Coloca las rebanadas de piña sobre la mezcla en forma decorativa. Reserva.

3. Mezcla el harina, sal, azúcar refinada y polvo para hornear.

4. Bate las claras en un tazón con una batidora eléctrica hasta el punto de nieve. Reserva. En otro recipiente, bate las yemas de huevo hasta lograr una consistencia cremosa y de color pálido. Ahora incorpora la vainilla, el jugo de piña restante y la mantequilla derretida. Incorpora a la mezcla de harina y revuelve sólo hasta lograr una mezcla uniforme. Envuelve lentamente las claras de huevo. Vierte la mezcla sobre la piña en el molde.

5. Hornea durante 30 minutos. Deja enfriar durante 10 minutos, luego cubre el molde con un platón, presionando firmemente y voltea de forma que la el pastel quede en el platón con la piña hacia arriba.

Tal Vez Te Guste