Tiempo Total
35 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
8

Deliciosas galletas de jengibre que salen blanditas del horno y se endurecen cuando se enfrían. Las favoritas de mi infancia.

Cómo hacerlo

1. Calienta el horno a 190 °C. Cierne juntos la harina, el jengibre y el bicarbonato. Corta la mantequilla en trocitos y mezcla con el harina hasta que se formen boronas. Agrega el azúcar.

2. Bate la miel y el huevo y agrega a la mezcla de harina. Amasa con las manos hasta formar una masa suave.

3. Estirar sobre una superficie enharinada hasta que lograr medio centímetro de espesor. Corta con un cortador en forma de muñequito de jengibre. Coloca los muñequitos en charolas para hornear (forradas con papel encerado).

4. Decorar con las pasitas, chispas de chocolate o nueces para los ojos y los botones.

5. Hornea a 190 °C durante 15 minutos, hasta que se doren. Enfría sobre una rejilla de alambre.

Tal Vez Te Guste