Tiempo Total
1 H 15 Min
Tiempo Activo
1 H
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
4

Ésta es la receta francesa original de la sopa de cebolla que tanto buscamos en los restaurantes. Se ve y sabe deliciosa.

Cómo hacerlo

1. Derrite la mantequilla en una olla grande a fuego medio-alto. Agrega la sal y las cebollas. Cocina durante 35 minutos, revolviendo constantemente, hasta que las cebollas se hayan caramelizado y formado una especie de almíbar.

2. Agrega el caldo de pollo, caldo de carne, vino tinto y salsa inglesa. Amarra el el perejil, tomillo y hoja de laurel con un pabilo y agrega al caldo. Cocina a fuego medio durante 20 minutos, revolviendo ocasionalmente. Retira las hierbas de la olla y desecha. Reduce la temperatura a fuego a bajo y agrega el vinagre. Sazona con sal y pimienta. Tapa la olla y manténla a fuego bajo para que permanezca caliente mientras se prepara el pan.

3. Enciende la función de asado o salamandra del horno. Coloca las rebanadas de pan en una charola para hornear. Hornea durante 3 minutos por cada lado o hasta que el pan se haya tostado. Retira el pan del horno, pero no apagues el asador. (Ver nota)

4. Coloca 4 platos soperos resistentes al calor sobre una charola para hornear. Vierte suficiente sopa caliente como para llenar dos terceras partes de cada plato. Coloca 1 rebanada de pan tostado, 2 rebanadas de queso gruyere y 1 cuarta parte del queso asiago o mozzarella sobre la superficie. Espolvorea el queso con un poco de páprika.

5. Hornea la sopa hasta que el queso se haya gratinado y tomado un tono café. El queso se desbordará en cascada sobre las orillas de los platos y formará una cubierta crujiente. Sirve de inmediato.

Tal Vez Te Guste