Tiempo Total
1 H 55 Min
Tiempo Activo
40 Min
Tiempo Prep
1 H 15 Min
Porciones
4

Una receta que inventé después de comer todo tipo de pechugas de pollo sin sabor. El pollo es verdaderamente fácil de preparar y en esta receta la carne queda blanda y jugosa. Puedes marinar el pollo toda la noche si así lo deseas, esta receta dice que lo marines durante sólo 1 hora.

Cómo hacerlo

1. Mezcla el vinagre balsámico, agua, cebolla, ajo, sal, pimienta, páprika, romero, perejil, chile en polvo y orégano. Vierte dentro de una bolsa de plástico resellable. Agrega las pechugas de pollo, cúbrelas con la marinada, saca el exceso de aire y sella la bolsa. También puedes marinar en un tazón cubierto con plástico adherente. Marina en el refigerador durante por lo menos unos 30 minutos o durante toda la noche.

2. Precalienta el horno a 200°C. Engrasa ligeramente un refractario. Retira las pechugas de pollo de la marinada, sacude el exceso de líquido en el pollo y coloca dentro del refractario.

3. Hornea hasta que las pechugas de pollo se hayan dorado y cocido bien, aproximadamente 40 minutos.

Tal Vez Te Guste