Tiempo Total
1 H 10 Min
Tiempo Activo
55 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
8

Una explosión de sabores dulces, ácidos y picosos. Entre más tiempo lo dejes marinando, más sabroso se pone. No hay mejor curry que éste. Acompaña con arroz y deja que tu paladar disfrute de esta mezcla original.

Cómo hacerlo

1. Calienta el aceite en un wok o un sartén profundo a fuego medio y cocina la cebolla hasta tome un color café claro. Agrega el ajo, jengibre, canela, hojas de laurel, azúcar mascabado, cilantro, fenogreco, los clavos, cardamomo, chile y granos de pimienta. Cocina y revuelve durante 3 minutos.

2. Sella el pollo en el wok hasta que tome un color café claro. Agrega el polvo de curry y revuelve bien. Vierte el agua y deja que suelte el hervor. Reduce la temperatura, tapa el wok y cocina durante 30 minutos a fuego lento. Agrega agua si es necesario, a fin de mantener el pollo cubierto.

3. Agrega el jugo de limón, sazona con sal y pimienta y continúa la cocción durante por lo menos 15 minutos más. Incorpora la crema y retira la raja de canela y las hojas de laurel antes de servir.

Tal Vez Te Guste