Tiempo Total
1 H 18 Min
Tiempo Activo
18 Min
Tiempo Prep
1 H
Porciones
4

Receta de pizza para preparar en casa de principio a fin con queso de cabra, higos secos y cebolla morada. Esta pizza no lleva salsa de tomate.

Cómo hacerlo

1. Vierte el agua en un tazón grande y espolvorea con la levadura. Deja reposar durante algunos minutos para que se disuelva.

2. Agrega el aceite, sal y harina para formar una masa. Cuando la mezcla se vuelva rígida, colócala sobre una superficie enharinada y amásala durante 5 minutos.

3. Coloca la masa en un recipiente engrasado y tápalo con una toalla limpia. Deja que se eleve durante 45 minutos.

4. Coloca los higos en un tazón pequeño y vierte agua hirviendo sobre ellos. Deja reposar durante 10 minutos. Escurre y pica. Reserva.

5. Mientras, calienta 1 cucharada de aceite en un sartén a fuego medio. Agrega la cebolla y cocina, revolviendo constantemente, hasta que se haya ablandado. Reduce la temperatura a fuego bajo y sazona con sal. Sigue cocinando y revolviendo hasta que la cebolla tome un color café oscuro, entre 5 y 10 minutos. Agrega el tomillo, semillas de hinojo e higos. Retira el sartén del fuego.

6. Precalienta el horno a 220°C. Aplasta la masa de la pizza y estírala en un círculo de aproximadamente .5 cm de grosor. Coloca sobre una charola de pizza o charola para hornear ligeramente engrasada.

7. Barniza la superficie ligeramente con el aceite de oliva restante. Esparce la cebolla y la mezcla de higo sobre la base. Agre los trozos de queso de cabra.

8. Hornea de 15 a 18 minutos o hasta que los bordes del pan se hayan dorado.

Tal Vez Te Guste