Tiempo Total
10 Min
Tiempo Activo
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
4

Una postre fácil, pero no muy común. Se lleva muy bien con queso.

Cómo hacerlo

1. Coloca las peras y las semillas de granada en un tazón. Cubre con el jugo de limón. Combina el azúcar moscabada, nuez moscada y canela en una taza o tazón y mezcla con la fruta. Cubre y refrigera durante por lo menos 1 hora antes de servir para que se integren bien los sabores. Sirve en platos individuales, espolvorea con almendras y adorna con una ramita de hierbabuena.

Tal Vez Te Guste