Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
8

Rebanadas de calabacita rellenas de queso manchego, capeadas y fritas se sirven en un caldillo de jitomates asados.

Cómo hacerlo

1. Calienta 1 cucharada de aceite en una cacerola grande a fuego medio. Agrega la cebolla y fríe hasta que se vea transparente.

2. Licúa el jitomate con el agua y el caldo de pollo granulado. Vierte sobre la cebolla y deja que suelte el hervor. Reduce el fuego a lo más bajo mientras preparas las tortas. Si la salsa se espesa demasiado, agrega un poco de agua.

3. Calienta una cantidad abundante de aceite en un sartén grande a fuego medio.

4. Para armar las tortitas, toma dos rebanadas de calabacita y rellena con queso. Revuelca las tortitas en la harina y capea con el huevo. Fríe en el aceite muy caliente, cuidando que conserven su forma, hasta que se doren. Coloca sobre toallas de papel para eliminar el exceso de grasa.

5. Coloca las tortitas doradas en la cacerola con el caldillo de jitomate. Deja que hiervan a fuego moderado hasta que las calabacitas se cuezan completamente, aproximadamente 15 minutos. Rectifica el sazón y, si es necesario, agrega sal.

Tal Vez Te Guste