Tiempo Total
35 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
4

Ramilletes de coliflor rellenos de queso añejo, capeados y fritos. Se sirven bañados en una salsa de jitomates asados.

Cómo hacerlo

1. Hierve abundante agua con sal en una olla grande a fuego alto. Cuando el agua empiece a hervir, agrega los ramilletes de coliflor y cuécelos durante 4 minutos. Escurre inmediatamente y deja enfriar por completo.

2. Coloca tiritas de queso dentro de cada ramillete. Pasa por la harina y acomoda en un platón para que evitar que se desbaraten.

3. Bate las claras en un tazón hasta que formen picos firmes. Agrega las yemas y bate hasta integrar.

4. Calienta 1/2 taza de aceite en un sartén hondo a fuego medio. Sumerge los ramilletes en el huevo y fríelos en el aceite caliente hasta que se hayan dorado uniformemente, aproximadamente 2 minutos.

5. Escurre el exceso de grasa sobre toallas de papel. Sirve los ramilletes bañados en la salsa de jitomate caliente.

6. Para preparar la salsa, asa los jitomates, cebolla y dientes de ajo en un comal a fuego medio-alto. Voltea varias veces hasta que su exterior se haya quemado ligeramente. Pela los jitomates y licúalos junto con la cebolla y ajo hasta tener una salsa homogénea.

7. Calienta 1/2 cucharada de aceite en una cacerola pequeña a fuego moderado. Agrega la salsa de jitomate, pan molido y sal, y fríe durante 10 minutos.

8. Sirve la salsa sobre los ramilletes capeados y dorados.

Salsa

Tal Vez Te Guste