Tiempo Total
25 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
6

La calabacita se mezcla con cebolla y queso para darle un sabor excepcionall. ¡A que no puedes comer sólo una!

Cómo hacerlo

1. En un tazón grande, mezcla la calabacita, cebolla, ajo, huevos, queso, perejil, leche y harina. Sazona con sal y pimienta.

2. Calienta aproximadamente 1 cucharada de aceite en un sartén grande a fuego medio. Vierte varias cucharadas de la mezcla en el sartén y aplana ligeramente con la parte posterior de una espátula. Voltea cuando el centro parezca estar cocido. Cocina del otro lado hasta que se hayan dorado. Reserva y mantén calientes. Agrega más aceite al sartén conforme sea necesario y repite el proceso con la masa restante.

Tal Vez Te Guste