Tiempo Total
2 H 15 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
2 H
Porciones
4

Picosos, pero deliciosos. Estos hígados de pollo con chile y vinagreta son los favoritos de los fanáticos de las menudencias. Puede ser una entrada o plato principal. Sirve con rebanadas de baguette, bolillo o pan rústico artesanal y observa cómo tus invitados limpian el plato con el pan.

Cómo hacerlo

1. Coloca los hígados de pollo en un tazón grande y vierte 3 cucharadas de aceite de oliva, vinagre y jugo de limón. Sazona con ajo, comino, semillas de cilantro, chile machacado, hojas de laurel, sal y pimienta. Mezcla y refrigera de 1 a 2 horas.

2. Pasa los hígados a otro recipiente y reserva la marinada.

3. Calienta el resto del aceite de oliva junto con la mantequilla en un sartén grande a fuego medio. Agrega la cebolla y cocina hasta que se haya ablandado, aproximadamente 7 minutos.

4. Aumenta el fuego a medio-alto y agrega el hígado. Cocina durante sólo 2 minutos, cuidando que no se se pasen de cocidos.

5. Agrega el puré de jitomate, salsa inglesa, caldo de pollo y marinada reservada. Cocina a fuego lento durante 5 minutos. Vierte el brandy y deja que se caliente.

Tal Vez Te Guste