Tiempo Total
30 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
15

Las florentinas son galletas de almendra planas y crujientes hechas de una mezcla de azúcar, crema, mantequilla, almendras y frutas secas.

Cómo hacerlo

1. Calienta el horno a 180 °C.

2. Pon la mantequilla, la crema y el azúcar en una cacerola pesada. Deja cocinar a fuego lento hasta que se disuelva la mantequilla y el azúcar. No importa si hierve un poco.

3. Mezcla todos las frutas, las almendras y la harina en un recipiente. Agrega la la crema caliente y mezcla bien.

4. Cubre una charola para hornear con papel encerado.

5. Saca la mezcla del recipiente con una cuchara y forma bolitas sobre la charola. Utiliza un tenedor (sumergido en agua fría para evitar que se pegue) para aplanar las bolitas y formar ruedas de 10 cm de diámetro.

6. Coloca ½ cereza en el centro de cada rueda.

7. Hornea de 10 a 12 minutos o hasta que las florentinas estén doradas.

8. Tradicionalmente los bordes de las florentinas se queman un poco y deben estar crujientes cuando se enfríen.

9. Retira de el horno y deja enfriar completamente.

10. Para hacer la salsa, derrite el chocolate y bate bien hasta que quede cremoso y espeso. Unta el chocolate derretido en la parte plana inferior de las florentinas. Cuando el chocolate se empiece a endurecer, marca líneas onduladas con un cuchillo de filo dentado.

Tal Vez Te Guste