Tiempo Total
30 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
4

El pollo, jamón y queso suizo se cocinan hasta que este último se derrite. Luego se sirve en el pan de hamburguesa con salsa de mostaza y miel. No conozco a nadie que se haya resistido a esta hamburguesa tan espectacular. ¿Lo mejor? Sólo sólo hay que limpiar un traste.

Cómo hacerlo

1. Bate la crema, mostaza y miel en un tazón pequeño. Refrigera hasta que la vayas a usar.

2. Corta cada pechuga de pollo en 2 partes iguales y sazona con sal al gusto. Calienta un sartén grande a fuego medio-alto y cubre la superficie con aceite en aerosol o 1 cucharada de aceite. Cocina las pechugas hasta que se haya dorado la parte inferior. Voltea y cubre con una rebanada de jamón y una rebanada de queso. Sigue cocinando hasta que el pollo esté bien cocido y el queso se haya derretido.

3. Tuesta ligeramente el pan bajo el asador del horno o en un comal.

4. Coloca una cucharada de salsa de mostaza sobre cada hamburguesa de pollo cordon bleu. Coloca el pollo en el pan de hamburguesa.

Tal Vez Te Guste