Tiempo Total
45 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
8

Una base de rajas de chile poblano cubiertas con un licuado de papa, leche y huevos. Una guarnición para chuparse los dedos.

Cómo hacerlo

1. Cuece las papas en agua hirviendo, hasta que estén lo suficientemente suaves como para picarlas fácilmente con un tenedor, entre 20 y 25 minutos. Deja enfriar un poco y pela. Licua las papas cocidas y peladas con la leche, huevos, sal y pimienta.

2. Calienta la mantequilla en un sartén a fuego medio y fríe las rajas de chile poblano hasta que estén suaves. Cubre el fondo de un molde redondo con las rajas de chile poblano y vierte poco a poco sobre éstas el licuado de papa.

3. Tapa el molde muy bien con papel aluminio y cuece a baño María dentro de la olla de presión durante 15 minutos. Si prefieres, cuécelo a baño María dentro de una olla tradicional durante 1 hora.

Tal Vez Te Guste