Tiempo Total
20 Min
Tiempo Activo
10 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
4

Utiliza esta salsa clásica de tomate para todo tipo de platillos italianos, desde pastas y pizza, hasta pollos y carnes. Es rápida y fácil.

Cómo hacerlo

1. Licua los jitomates con el puré de tomate, cebolla y ajo, sal y pimienta, hasta tener una mezcla homogénea.

2. Calienta el aceite de oliva en una cacerola pequeña a fuego moderado. Agrega la salsa de tomate y deja que empiece a hervir suavemente y sazona con consomé de pollo en polvo. Tritura con tus dedos el orégano y agrégalo a la salsa. Cocina durante unos minutos más.

Tal Vez Te Guste