Tiempo Total
1 H 10 Min
Tiempo Activo
50 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
8

Capas de arroz blanco con chiles anaheim rellenos de queso asadero y jamón, y bañados en crema fresca.

Cómo hacerlo

1. Calienta el agua en una cacerola a fuego alto. Cuando empiece a hervir, agrega el consomé de pollo y permite que se disuelva. Incorpora el arroz y reduce el fuego a bajo. Tapa y cocina hasta que el arroz esté suave y todo el líquido se haya consumido, aproximadamente 20 minutos.

2. Mientras, asa los chiles en un comal o directamente sobre la flama, hasta que su piel se haya quemado y ampollado. Coloca dentro de una bolsa de plástico y cubre con una toalla de cocina. Deja que suden de 10 a 15 minutos.

3. Pela los chiles, haz un corte en la parte más suave de cada uno y desvena con cuidado de no romperlos. Rellena los chiles con cantidades iguales de queso y jamón, reservando un poco de queso y jamón para adornar.

4. Precalienta el horno a 160 °C. Engrasa con mantequilla un refractario rectangular grande.

5. Extiende mitad del arroz sobre el refractario engrasado. Acomoda encima los chiles rellenos y baña con mitad de la crema. Cubre los chiles con el resto del arroz y vierte encima el resto de la crema. Adorna con las tiras de queso y jamón reservadas.

6. Cubre el refractario con papel aluminio y hornea en el horno precalentado durante 30 minutos.

Tal Vez Te Guste