Tiempo Total
30 Min
Tiempo Activo
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
14

Delicioso pastel navideño a base de frutas secas y nueces. Una vez que se ha "añejado" envuelto en una manta húmeda con ron, el pastel se decora con un glaseado y cerezas de colores.

Cómo hacerlo

1. Coloca en un recipiente las manzanas, duraznos, dátiles, pasas y jugo de manzana. Remoja durante 8 horas o toda la noche.

2. Precalienta el horno a 180 °C. Engrasa un molde para panqué de 20×10 centímetros, luego forra su fondo y paredes con papel encerado y engrasa el papel.

3. Bate la mantequilla con el azúcar en un tazón grande, hasta acremar. Sin dejar de batir, agrega uno por uno los huevos, y sigue batiendo hasta tener una mezcla homogénea.

4. Cierne aparte la harina, polvo para hornear, canela, nuez moscada y clavo. Añade estos polvos al tazón con la mantequilla, incorporándolos con la batidora a veolocidad baja. Apaga la batidora y envuelve con una espátula el puré de manzana, frutas remojadas y nueces.

5. Vierte la masa dentro el molde preparado y hornea en el horno precalentado hasta que pase la prueba del palillo, aproximadamente 2 horas. (Checa el pastel después de los primeros 90 minutos).

6. Retira del horno, permite que se enfríe y desmolda.

7. Moja un trozo de manta de cielo con ron y envuelve con ella el pan. Envuelve de nuevo y muy bien con papel aluminio, y deja reposar a temperatura ambiente entre 1 y 2 semanas.

8. Para preparar el glaseado, cierne el azúcar glass dentro de un tazón. Agrega poco a poco, batiendo hasta formar una pasta. Extiende sobre el pan y adorna con alemdras y cerezas de ambos colores.

Tal Vez Te Guste