Tiempo Total
1 H 30 Min
Tiempo Activo
1 H 10 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
16

Trozos de duraznos frescos dentro de un pastel con un toque de vainilla. Si te sientes con ganas de experimentar, puedes sustituir el durazno por manzanas o cerezas.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 165 °C (325 °F). Engrasa un molde de rosca de 25 centímetros de diámetro y cúbrelo con una capa delgada de azúcar.

2. Bate la mantequilla y el azúcar en un tazón grande hasta acremar. Sin dejar de batir, agrega uno por uno los huevos, batiendo bien después de cada adición, luego añade la vainilla.

3. Reserva 1/4 de taza de harina y cierne el resto junto con el polvo para hornear y la sal. Incorpora estos polvos al tazón con la mezcla cremosa.

4. Cubre los duraznos con la harina reservada y envuelvelos en la masa. Vierte la masa dentro del molde, distribuyéndola uniformemente.

5. Hornea hasta que al introducir un palillo éste salga limpio, entre 60y 70 minutos aproximadamente. Retira del horno y deja dentro del molde durante 10 minutos. Desmolda y coloca sobre una rejilla para que se enfríe completamente.

Tal Vez Te Guste