Tiempo Total
1 H 40 Min
Tiempo Activo
40 Min
Tiempo Prep
1 H
Porciones
80

Pasta polaca rellena de un guiso de papa, champiñones y queso fresco. Esta receta de la abuela es verdaderamente tradicional en Polonia.

Cómo hacerlo

1. Muele el queso y las papas en un molino o procesador de alimentos.

2. Calienta el aceite en un sartén grande y agrega los champiñones y cebollas. Cocina hasta que estén suaves, aproximadamente 15 minutos. Pasa la mezcla a un tazón grande y agrega el queso, papas, crema ácida. Mezcla bien y reserva.

3. Para hacer la pasta polaca, coloca la harina en una superficie limpia y forma un pozo en el centro. Agrega los huevos, mantequilla y un poco de agua tibia. Mezcla con tus manos, agregando poco a poco el agua tibia. Amasa y, si es necesario, agrega más harina en el área de trabajo. Sigue amasando hasta tener una pasta suave.

4. Corta una cuarta parte de la masa. Enharina el área de trabajo y extiende la maxa con un rodillo hasta tener un grosor de 3 milímetros. Corta círculos con un cortador de galletas o vaso.

5. Coloca 1 cucharada del relleno en el centro de cada círculo de pasta y dóblalos como si fueran empanadas. Pellizca las orillas para sellar. Repite el procedimiento con el resto de la pasta y relleno.

6. Hierve 3 litros de agua con un poco de sal. Agrega la pasta rellena (20 a la vez) y cocina hasta que empiecen a flotar en la superficie. Escurre y repite el procedimiento hasta terminar con el pierogi.

7. Coloca la pasta cocida en un platón y adorna con cebolla caramelizada y ramas de perejil.

Tal Vez Te Guste