Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
6

Capas de calabacita, queso fresco y salsa de jitomate, horneadadas con crema y cubiertas con una costra de pan molido.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 ºC. Engrasa con mantequilla un molde refractario cuadrado.

2. Cuece los jitomates en agua hirviendo, hasta que se hayan suavizado. Pélalos y licúalos junto con el ajo, mejorana y tomillo.

3. Calienta el aceite en un sartén a fuego medio. Agrega la cebolla y sofríe hasta que se vea transparente. Incorpora el pimiento y sofríe durante 5 minutos más, hasta que esté suave. Vierte la salsa de jitomate y deja que hierva a fuego bajo durante 5 minutos. Sazona con sal.

4. Mientras, corta las calabacitas a lo largo en rebanadas de 1/2 centímetro. Hierve agua con sal en una olla mediana, agrega las calabacitas y deja que hiervan en el agua durante solo 1 minuto. Escúrrelas y enjuágalas con agua fría para detener el proceso de cocción.

5. Coloca en el refractario engrasado 1 capa de calabacitas, espolvorea con queso fresco y vierte encima un poco de salsa de jitomate. Repite el procedimiento hasta terminar con las calabacitas, queso y salsa. Agrega encima una capa de crema y cubre con pan molido.

6. Hornea durante 20 minutos o hasta que el pan se haya dorado y las calabacitas resecado.

Tal Vez Te Guste